Una falsa medusa que engañaría a cualquiera

Existe un animal que ha llevado a otro nivel el efecto de camuflaje. Una falsa medusa que flota en el mar y que extiende sus peligrosos tentáculos. Se trata de la carabela portuguesa (physalia physalis). Un fotógrafo se arriesgó para tomar una impresionante foto del depredador.

La Physalia physalis, foto de Francis Pérez
Cómo se tomó la foto

El fotógrafo es Francis Pérez. Se vistió con un grueso traje de neopreno que le cubría de la cabeza a los pies.Especializado en captar imágenes submarinas, pudo retratar esta impresionante carabela portuguesa. La Physalia physalis estaba a tres millas de la costa de Tenerife. La carabela portuguesa no es una medusa, sino una agrupación de hidrozoos que forman un equipo con distintas tareas asignadas.

«Es un organismo colonial fascinante. Como si de un velero se tratase, recorre los océanos aprovechando los vientos y las corrientes. Esconde bajo el agua los numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas», dice el fotógrafo. Esta falsa medusa tiene unos tentáculos formados por los individuos encargados de la defensa, los dactilozoides. Son productores de un veneno urticante muy potente con el que paralizan a sus presas. Para las personas, un encontronazo con esta colonia flotante puede resultar extremadamente doloroso y tóxico. Fue por lo que Francis Pérez extremó las precauciones. El riesgo tuvo su recompensa: la imagen gano el premio a la mejor falsa medusa del Festival Mundial de la Imagen Submarina de Marsella.

Medusas (de verdad) en el océano
Sobre Francis Pérez

Francis Pérez nació en Canarias. Comenzó a tomar fotografías submarinas de los fondos marinos en Tenerife. Como amante de los océanos y buceador entusiasta, enfoca el mundo submarino con un estilo único. Sus fotografías muestran su propio punto de vista en lugares como Indonesia, Mar Rojo, Malasia, Sudáfrica, Mozambique, Filipinas, Micronesia, Galápagos, Chile, México, Cuba y las Islas Canarias.

En los últimos años ha colaborado con revistas como National Geographic Spain y con libros como Blue Hope: Exploring and Caring for Earth’s Magnificent Ocean de Sylvia Earle. Fue editado por National Geographic, en el que una de sus imágenes fue la portada. Por otra parte, ha sido galardonado en numerosos concursos de fotografía internacionales incluyendo el primer premio en la categoría naturaleza del World Press Photo 2017.

¡Cuántas fascinantes maravillas esconden los océanos!

Comments

comments