Dramático vídeo: un bebé de 3 meses dejó de respirar. Por suerte apareció un policía

Un policía del Condado Marion, en Florida, le salvó la vida a un bebé de 3 meses después que una mujer desesperada le hiciera señas para que se detuviera al lado de una carretera y la ayudara.

Cuando Kingston, de 3 meses, dejó de respirar repentinamente, su preocupada madre no sabía qué hacer para auxiliarlo, hasta que de repente vio una patrulla.

La madre y una hermana se detuvieron en la intersección de la avenida Lake Weir y la calle 17 del SE, en la ciudad de Ocala, y le hicieron señas al policía que conducía la patrulla, identificado luego como Jeremie Nix, quien acababa de terminar su turno y se dirigía a su casa.

Nix, de la brigada canina de la Policía de Marion, se detuvo de inmediato al lado de la carretera mientras las mujeres le notificaban con urgencia que el pequeño estaba inconsciente y necesitaban ayuda.

El incidente ocurrió el miércoles cerca de las 5:30 p.m. y todo quedó grabado en la cámara de la patrulla.

En el video publicado por la Policía de Marion, se observa al agente Nix colocar al bebé sobre el césped y practicarle varias técnicas de reanimación para salvarle la vida. Pero esto no fue suficiente.

“No voy a esperar a la atención médica”, dice el policía a la operadora. “Me dirijo al ORMC [Ocala Regional Medical Center], que está a media milla. Me dirijo a la sala de emergencias con el bebé”.

El hombre trasladó entonces al bebé en su patrulla hasta el hospital y se lo entregó a los doctores.

“Estamos felices de reportar que el bebé Kingston está muy bien y los doctores dicen que se recuperará completamente”, anunció la Policía de Marion en su cuenta de Facebook.

“Los doctores también dijeron que gracias a las acciones del agente K9 Nix, el bebé Kingston está vivo hoy”. El vídeo ha sido reproducido más de 44,000 veces y compartido por más de 2,000 personas en dos horas.

Esta historia suena familiar en Miami, donde ocurrió una situación similar en febrero del 2014 en la autopista 836.

Pamela Rauseo, de West Kendall, estaba con su sobrino de entonces cinco meses dentro de un vehículo cuando el pequeño empezó a ponerse morado.

Rauseo, en estado de pánico, salió de su coche con el bebé en brazos pidiendo ayuda a gritos, y varios conductores entraron en acción.

Lucila Godoy, de 34 años, de Miami, dejó a su hijo de tres años en su coche para ayudar a Rauseo a revivir al niño inconsciente, que al parecer nació prematuro y sufre de problemas respiratorios.

El fotógrafo del Miami Herald Al Díaz se detuvo justo detrás de Rauseo y saltó de su coche. «Escuché gritos, vi a una mujer que salió del coche gritando que el bebé no podía respirar», dijo Díaz.

El entonces policía de Sweetwater Amauris Bastidas también se incorporó e intentó reanimar el bebé.

Momentos después, rescatistas de Miami-Dade llegaron al lugar y trasladaron al pequeño, de nombre Sebastián, a la unidad de Pediatría del Hospital Jackson Memorial.

El niño se recuperó satisfactoriamente y el incidente quedó como parte de la historia de la ciudad.

Suscribete para recibir las alertas cuando subamos una exclusiva entrada.

 

Visita nuestra pagina de Facebook y comparte nuestras

publicaciones, muchas gracias.

Comments

comments