Descubre que su mujer es un hombre | 20 años después de casados

Descubre que su mujer es un hombre | 20 años después de casados

Su mujer es un hombre. Hasta ahí bien. Nadie conoce a nadie y hasta después de la boda a veces no hay relaciones. Es curioso, pero se puede entender. Pero oiga después de 20 años de matrimonio es para darse cuenta.

Es la triste historia de nuestro protagonista. Un hombre de 64 años que acabó ingresado en psiquiátrico tras descubrir que su mujer, después de 20 años de santo matrimonio era un hombre. Se han dado en la historia sorpresas más desagradables pero vayamos al asunto que nos ocupa.

Una bella historia de amor

Nuestro protagonista, Jan, conoció a Mónica su mujer, de ascendencia indonesia en el año 93. Con 44 y ella con 27. Tras un corto noviazgo de apenas unos meses, decidieron contraer matrimonio en la ciudad de Amberes. Obteniendo ella así de este modo la ciudadanía europea.

Todo bien, hasta que la policía belga le comento a Jan que los papeles de su esposa eran algo confusos y que parecían falsos. Aún así el decidió seguir adelante con su historia de amor.

Descubre que su mujer es un hombre

Con el tiempo el preguntó si ella quería tener hijos, ante la respuesta negativa de ella, el quedó aliviado pues ya tenía dos hijos de su anterior matrimonio. Y así transcurría la vida de la feliz pareja.

19 años de feliz convivencia hasta que Mónica decidió trabajar. Al parecer al salir del trabajo solía acudir al clubes nocturnos, rumores que le llegaron rápidamente. Y descubrió que se mensajeaba con otros hombres.

Ante una situación tan difícil nuestro protagonista decidió coger el toro por los cuernos, nunca mejor dicho, y afrontar la situación directamente con su esposa.

Descubre que su mujer es un hombre | 20 años después de casados
Parecían la típica pareja perfecta

Reacción en cadena

Y ahí llegó la confesión de su esposa. Era una mujer en cuerpo de hombre y decidió hacerse un cambio de sexo. Triste noticia para Jan

“Siempre pensé que era una mujer atractiva, una mujer, y no tenía rasgos masculinos… Ella me engañó fingiendo que tenía la menstruación, usaba toallas higiénicas para ocultarme la verdad. Incluso durante el sexo, nunca noté nada”.

La noticia provocó el rechazo de Jan hacia Mónica e inició los trámites de divorcio. Fue tal el shock sufrido que tuvo que ser ingresado en un centro de salud mental para superar el gran trauma.

Ya ven queridos, toda una vida en pareja acaba en el cubo de la basura. Bueno a veces la vida trae estas sorpresas que ojalá a ustedes no les ocurran nunca. Si les gustó el artículo, no duden en compartir en redes sociales.

Comments

comments