Un fugitivo regresa a Austria a entregarse tras cansarse de vivir en Tenerife


Un austríaco de 64 años y que se escapó de una cárcel de su país en 2008, se ha entregado a la Policía de Salzburgo alegando que se ha cansado de vivir en Canarias, donde residía hasta la fecha. Asegura que “se ha cansado” de vivir en Tenerife, porque “ya no es tan bella como antes”, porque “vivió allí ya suficiente tiempo” y que añora su país.

Por ese motivo, acudió a la comisaría de la estación de trenes de Salzburgo. Relató que procedía del aeropuerto de Múnich y contó los pormenores de su historia y que pretendía cumplir el medio año de condena que le restaba cuando se fugó.

Los agentes comprobaron la veracidad de la historia y cómo era cierto que estaba en busca y captura tras haberse fugado de una prisión en la Baja Austria, en el este del país, por lo que ha ingresado en una cárcel de Salzburgo para cumplir los seis meses que le restan de prisión. Según asegura la radiotelevisión pública ORF y recoge la Agencia Efe, las fugas en Austria no suponen una pena adicional. Así sólo tendrá que cumplir los meses que le restaban.


Comments

comments